Desde la aparición de las impresoras 3D nos han fascinado las posibilidades que permitía este evento para crear modelos de inventos que pueden tener utilidades de lo más variadas. Además con el desarrollo de la tecnología de la impresión 3D se ha conseguido no solamente imprimir con plástico, sino también con otros elementos que hacen de esta tecnología una de las mayores innovaciones de los últimos años.

Con la llegada de las impresoras 3D es posible enviar una pieza u objeto a un amigo para que se lo imprima: una pequeña herramienta, un adorno, hay muchísimas posibilidades. En el artículo de hoy echaremos un vistazo a algunos de los inventos más originales que se han hecho con impresoras 3D quitando, por supuesto, los relacionados con las armas (que los hay).

Coches

Puede parecer inverosímil, pero hemos llegado a ver coches ya fabricados con impresoras 3D. Habrá que ver si esto es una aplicación real que se le puede dar a las impresoras 3D o no se trata más que de un experimento loco.

Un oído

Aunque parezca mentira se ha llegado a imprimir un oído en una impresora 3D, no mediante plástico, sino usando otros materiales orgánicos que permiten lugo la implantación del oído en la persona. Además se han encontrado muchos usos a la tecnología 3D en el ámbito médico. Los cirujanos ya se hacen modelos en 3D de los órganos que van a operar, para conocerlos mejor y poder hacer mejores operaciones y cada vez se habla más de la posibilidad de imprimir órganos con impresoras 3D.

Escayolas transpirables

Siguiendo con los usos médicos que se le ha dado a las impresoras 3D, están las escayolas o férulas que se hacen con esta tecnología y que permite crear férulas transpirables y totalmente adaptadas al paciente. De esta forma se pueden personalizar al milímetro en función de las necesidades del paciente.


Además de estos inventos hay otros muchos y cada día van saliendo más a la luz. La tecnología 3D casi nos permite descargar elementos físicos lo que puede tener muchas utilidades. En la NASA por ejemplo han llegado a enviar por correo una pieza que luego el astronauta debía imprimir en la estación, sería el adiós a escenas como la típica de Apollo 13, en las que se las tienen que ingeniar para crear una pieza que necesitan.

Gracias a las impresoras 3D crear elementos a bajo coste e híperpersonalizados está casi al alcance de cualquiera. A raíz de ello han empezado a surgir empresas que crean réplicas de dibujos infantiles, cuadros, etc. todo en 3D. Además ha habido algunos casos más polémicos como la posibilidad de imprimir pistolas y poder compartir el modelo para que cualquier persona pueda imprimírsela. Sin embargo, en el apartado más positivo, tenemos las posibilidades que tiene esta tecnología para la medicina, que nos hace soñar con la posibilidad de poder “imprimir órganos” en el futuro.

¿Qué cosas se te ocurren que se podrían crear con impresoras 3D en el futuro? ¿Crees que se trata de un invento revolucionario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.