Todos los años nos prometemos una serie de cosas que al final, en la mayoría de los casos, no cumplimos. Sea como sea, no dejamos de comentarlo con la familia, con los amigos o de decírnoslo una y otra vez a nosotros mismos , pensando que así nuestra promesa es más fuerte, aunque en el fondo sabemos que no lo haremos o que lo empezaremos pero no durará mucho. Para

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR