Puede parecer una historia de ciencia ficción, pero lo cierto es que existe una Internet oculta a la mayoría de los usuarios de Internet: la deep web. Se trata de una parte de la red a la cuál no se puede acceder a través de los buscadores tradicionales, quedando por tanto oculta a la inmensa mayoría de usuarios. Para acceder a las webs que pertenecen a la deep web es necesario conocer la dirección web concreta, como se hacía en los principios de Internet, y en ocasiones conocer una contraseña que te permita acceder a su contenido.

¿Qué es la deep web?

La deep web es una parte de Internet oculta con páginas, información, bases de datos y webs de todo tipo, que no están indexadas y por tanto no pueden ser localizadas por medio de los buscadores tradicionales. Esto se consigue a través de determinados códigos en las webs que evitan que los “crawlers” de los buscadores puedan adentrarse en estas páginas, además existen otros métodos como la programación de webs en lenguajes no indexables por los buscadores, pudiendo así mantenerse ocultos de los buscadores que, a día de hoy, son la vía fundamental de acceso a las diferentes webs que forman Internet.

¿Qué tamaño tiene la deep web?

Se especula mucho acerca del tamaño que tiene la deep web. Algunas fuentes afirman que su tamaño puede ser 45 o incluso 90 veces mayor a la de la red conocida, pudiendo tener un tamaño cercano a los 100.000 Terabytes. Teóricamente algunos buscadores han llegado a indexar un porcentaje de esta parte de la web, pero nunca superior a un 40% de la misma.

¿Qué podemos encontrar en la deep web?

En la deep web (que realmente también se le conoce con otros nombres como internet profunda, internet invisible o internet oculta) podemos encontrar una gran variedad de contenido. Si bien lo más llamativa es la parte que se escapa de la legalidad ofreciendo productos y servicios prohibidos y, en la mayoría de los casos, de dudosa ética y moralidad.

La internet oculta es aprovechada para vender armas, droga o y cosas aún peores que puedes ver en este vídeo.

¿Es todo tan horrible?

La parte de la Internet profunda de escasa ética y moralidad es muy minoritaria. En realidad la mayor parte de la deep web consiste en accesos privados para los cuáles es necesario una contraseña para acceder. Algo que probablemente hayas hecho mucho mientras usas Internet porque, por ejemplo, ni a ti ni a los bancos les interesa que los buscadores puedan indexar los datos y detalles de tu cuenta bancaria ¿verdad?

Esta es la razón por la que gran parte de la web está oculta, porque hay mucha información personal cubierta bajo protocolos de seguridad que impiden el acceso de terceras personas y, por supuesto, “las arañas” de los buscadores.

¿Cómo podemos entrar en ella?

A la hora de entrar en la deep web debemos tener en cuenta dos cosas: la seguridad y el anonimato. Si vamos a navegar por la cara oculta de la red es muy importante estar bien protegidos y en la medida de los posible no revelar nuestra verdadera identidad. No porque no queramos que nadie sepa lo que podemos hacer ahí, sino por la falta de seguridad que hay entre lo que podemos encontrar en la deep web.

Por tanto para poder acceder a esta parte de la web con cierta seguridad debemos acudir a algunas soluciones a las que los usuarios habituales de Internet estamos poco acostumbrados.

tor-anonimatoLa más habitual y conocida es acudiendo a la red Tor, que proporciona una forma de navegación por Internet basada en el anonimato y la privacidad. Tor se sitúa como un defensor en Internet de las libertades individuales ajeno al espionaje que se realiza a través de Internet.

Tor pone a disposición de quien quiera su navegador Tor Browser (disponible para Windows, MacOS y Linux) e incluso una app para poder usar su red desde dispositivos Android.

Además podéis consultar en su web las que consideran las ventajas que tiene usar la red Tor en diferentes ámbitos profesionales que no solamente abarca el colectivo militar o activista, sino también la prensa o incluso las familiar.

Una vez estemos usando la red Tor solamente necesitamos conocer las direcciones para poder empezar a navegar en la deep web, porque como sabéis no es posible navegar por ella a través de buscadores. Aquí una vez más nos encontramos con una situación que recuerda a los inicios de Internet, pues los directorios se convierten en una pieza clave para navegar en la cara oculta de la red.

The Hidden Wiki: la puerta de entrada a la deep web

El más popular de estos directorios es “The Hidden Wiki” (la wiki oculta traduciríamos en español) y también HiddenWikiUncensored que sería la misma pero sin ninguna censura. Como curiosidad también te podemos contar que las URLs (dirección web) de las webs que pertenecen a esta red, normalmente consisten en una base alfanumérica seguida de .onion

Precauciones al entrar en la Internet oculta

Si te estás planteando entrar en la deep web, además de usar el navegador de Tor, hay algunas cosas que debes tener en cuenta y que te recomendamos que hagas para evitar problemas:

  • Usa algún VPN (Virtual Private Network) con un nombre falso para evitar ser rastreado.
  • No descargues ningún archivo, porque no sabes si lo que descargues (aunque sea un formato conocido) puede contener algún script que ataque a nuestro ordenador.
  • Tapa tu webcam para evitar que alguien pueda espiarte a través de ella.
  • Desactiva las cookies y el java script del navegador de Tor.
  • Por supuesto no entres en tu correo o en tus redes sociales mientras estás navegando en esta red.

Cómo funciona la deep web

Más allá de lo que os hemos contado en este artículo, la forma de navegar por la Internet oscura es por medio de directorios y URLs que cambian constantemente por lo que, aunque te comuniquen la dirección de una página es posible que con el tiempo ésta haya cambiado.

Además como os hemos comentado es muy importante mantener unas precauciones de seguridad importantes mientras investigamos en la deep web, así como el anonimato. Si en Internet es difícil saber con seguridad quién está detrás de una web o un nick, en la deep web aún más, así que no debes dar ningún dato personal en ella y mucho menos datos vinculados a tus cuentas bancarias.

¿Piensas entrar?

¿Piensas entrar realmente en la deep web? Si es así te recomendamos encarecidamente que sigas estos consejos ¿qué te atrae de ella? Estaremos encantados de conocer tus pensamientos en los comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.