El futuro del WiFi se presenta muy emocionante, quizás no tanto en cuanto a la evolución de su disponibilidad que ya es casi universal, sino en cuanto a su calidad, precio e interactividad con otros aparatos más allá de aquellos con los que interactúa actualmente.

 

El WiFi del futuro será más veloz

Las necesidades de velocidad en las casas son cada vez mayores, ofertas de plataformas de entretenimiento audiovisual como Netflix, Wuaki.tv, Filmin, etc. han incrementado el ancho de banda que los hogares necesitan pues el streaming de vídeo en HD requiere de una buena conexión a Internet.

Si además se consolidan en el mundo audiovisual las últimas tendencias de vídeo en resolución 4K, 3D y la realidad virtual, las necesidades de ancho de banda serán aún mayores. Lo que está claro es que la televisión por Internet va a jugar un papel muy importante a la hora de exigir más a la calidad de nuestro Internet y WiFi.

Además de la televisión por Internet, la industria del videojuego cada vez tiene un mayor peso en las viviendas y los jugadores que ya hay de todas las edades quieren jugar a través de Internet para competir con amigos y extraños en sus juegos favoritos. Este tipo de actividades también suponen un reto para muchas conexiones de Internet, y es otra razón de peso por la que la tecnología debe seguir evolucionando para que el WiFi del futuro sea más veloz y estable.

 

La llegada del Internet de las cosas

En este sentido poco a poco empieza a haber avances en lo que llamamos “IoT” (Internet of things o Internet de las cosas en español), cada vez hay más elementos de nuestra vida diaria que, a través del WiFi, nos hacen la vida más cómoda y nos permiten tener un mayor control de las cosas que afectan a nuestras vidas.

Ejemplos de dash button

Por ejemplo ya es muy fácil instalar bombillas que puedan ser controladas mediante nuestro smartphone, gracias al WiFi, o termostatos que son controlados de la misma manera pudiendo activar la calefacción algo antes de llegar a nuestra casa para encontrarla caliente. Incluso Amazon llegó a desarrollar unos botones llamados Dash Button, para poder hacer pedidos inmediatos de diferentes productos de consumo recurrente con solo pulsar un botón.

Toda esta revolución de innovaciones destinadas a hacer de nuestras casas verdaderas casas inteligentes nunca habrían sido posibles sin la ayuda del WiFi y sin duda aunque aún sean raras en los hogares españoles acabarán poco a poco ganando terreno según se vayan dando a conocer y abaratando su precio.

Asistentes virtuales en casa

No podemos dejar de hablar del WiFi del futuro sin hablar de otro aparato vinculado al Internet de las cosas: los asistentes virtuales. El ejemplo más claro de un dispositivo de este tipo viene de nuevo de la mano de Amazon, se trata de Amazon Echo, un dispositivo de forma cilíndrica que responde a tus preguntas gracias a su inteligencia artificial y a la información que localiza en Internet.

La importancia del WiFi en el hogar

Como podéis ver la importancia del WiFi en el hogar será cada vez mayor y en el futuro Internet será crucial para que nuestras casas tengan la temperatura o la luz que deseamos, entre otras cosas. La domótica unida al Internet de las cosas conseguirán que nuestras casas sean más inteligentes y ganar en comodidad ¿Qué utilidades te gustaría que existiera en el futuro para poder hacer de tu casa un lugar más cómodo y agradable?

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.