En nuestros días ya nadie puede imaginarse un mundo sin internet. En menos de tres décadas la World Wide Web ha revolucionado la vida del planeta y cada día millones de datos viajan a toda velocidad por la red de redes. Nuestro mundo cotidiano gira en torno a internet y lo seguirá haciendo por mucho tiempo.

El equipo de investigación de yuuju se ha puesto el mono de trabajo y ha llevado a cabo un estudio sobre los principales usos que damos a internet. Acompáñanos en este breve repaso a cómo nosotros, imperfectos humanos, disfrutamos del avance tecnológico más importante de los últimos cincuenta años.

Socializar

Suena paradójico, pero uno de los principales usos que hacemos de internet es el de comunicarnos con otras personas. ¡Eso es! ¡Usamos máquinas para humanizarnos!

Una década atrás era impensable mantener el contacto con todos los compañeros de universidad. Pero ahora, cinco años después de haber terminado la carrera, puedes seguir fisgoneando en las vidas de tus ciento cuarenta colegas de periodismo, de los quince camareros de la cafetería del campus y del equipo de waterpolo de la facultad (mascota incluida).

Investigar y aprender

“¿Cuál es el peso atómico del plutonio?” “¿Cuántos años duró el reinado de Tutmosis III?” ¡Ay! ¡Cuántos traumas estudiantiles han causado preguntas como éstas!

Pero ya son cosa del pasado. Antes, para resolver estos quebraderos de cabeza tenías que darte un paseo por la biblioteca del barrio o preguntar semejantes inquietudes académicas a tus progenitores, que normalmente te miraban con cara de haber chupado un limón.

La red de redes llegó para salvarnos. Con un par de búsquedas en Google descubrirás que el peso atómico del plutonio es 54 y que el bueno de Tutmosis III reinó en Egipto durante 244 años… ¿O era al revés?

Búsqueda de gato en Google - yuuju

Google puede mejorar nuestras vidas

Trabajar

Las redes sociales también han revolucionado el entorno profesional. Ahora buscamos trabajo delante de un ordenador, publicamos nuestro currículum con animaciones y efectos de todo tipo, mantenemos reuniones virtuales con nuestros socios de Pekín desde nuestra habitación y sin quitarnos el pijama de Hello Kitty, y ponemos nuestros productos al alcance de un clic de ratón para millones de potenciales clientes.

Comprar

El comercio electrónico ha cambiado por completo nuestra forma de comprar. Ahora es posible comparar precios por internet y buscar la tienda que más nos convenga. Además tenemos acceso a productos que de otra forma tendríamos complicado conseguir. Podemos traer de Japón nuestra salsa de soja favorita o importar de las gélidas tierras siberianas el mejor vodka del planeta, y en unos días lo tenemos en casa… Todo con unos pocos clics.

Y para que os hagáis una idea de las cifras del comercio online, la célebre tienda Amazon tiene más de 150 mil empleados en todo el mundo y registra unas ventas anuales de más de 100 mil millones de dólares. Ni en el mercadillo de los domingos se mueve tanto dinero.

Capa invisible - yuuju

En internet puedes comprar todo tipo de productos

Disfrutar de contenidos en streaming

La piratería no había hecho tanto daño desde los tiempos del terrible Barbanegra. Pero por fin la industria va dando con la fórmula correcta que permite a los artistas cobrar por su trabajo y a las audiencias disfrutar de contenidos audiovisuales a un precio razonable. Plataformas como Netflix o Spotify se valen de las mejoras en la velocidad de conexión para poner a nuestra disposición un extenso catálogo de música, películas y series; haciendo de la reproducción de contenidos en streaming uno de los usos más habituales de internet.

Ver vídeos de gatitos

Y dejamos para el final la auténtica razón de ser de internet, el objetivo final por el que fue creada hace décadas por unos científicos visionarios, la principal función de la red de redes: Ver vídeos de gatitos.

Reíros, pero en yuuju nunca bromeamos. Hace unos años Google desarrolló un avanzadísimo cerebro artificial al que muy ingenuamente dieron “libre albedrío” y lo primero que hizo fue buscar fotos y vídeos de gatitos en internet.

Nosotros jamás nos atreveríamos a llevar la contraria a un superordenador amante de los felinos, así que os dejamos con uno de nuestros artistas favoritos. ¡Que disfrutéis del arte de nuestro peludo amigo y tengáis un día yuuju!

Ahora te toca a ti… ¿Cómo ha cambiado tu vida internet?