Parece que los teléfonos móviles (o celulares como se les conoce en Latinoamérica) lleven con nosotros toda la vida, pero todos sabemos que no ha sido así. El teléfono móvil es un invento reciente que se ha convertido en un imprescindible de todas las personas, prácticamente algo sin lo que podríamos vivir, para bien o para mal. Buscamos estar conctados todo el tiempo, ser accesibles todo el tiempo. Los teléfonos móviles y su conexión a Internet nos han llevado a un mundo en el que es imposible estar desconectado. La rapidez y los contínuos cambios nos llevan a una vida frenética que parece haber olvidado el pasado: quiénes somos, de dónde venimos, adonde vamos ¿y cuál es la historia del teléfono móvil? Esa es la pregunta que vamos a responder a continuación.

El orígen de los teléfonos móviles

Como sucede con otros inventos (y especialmente con aquellos vinculados a las comunicaciones) el teléfono móvil tiene su orígen en la industria militar. Durante la segunda guerra mundial los diferentes ejércitos requerían de una forma de comunicación rápida y portátil que les permitira enviar y recibir información al momento.

Handie talkie h12-16

Motorola fue la empresa encargada del proyecto y fue quién ideó el Handie Talkie H12-16 que podríamos considerar el primer teléfono móvil de la historia, aunque como podéis imaginar no fue comercializado y por tanto no llego a tener ninguna repercusión comercial ni ser popular. Este equipo usaba las ondas de radio para enviar y recibir señales de audio y fue muy importante durante el desarrollo de la segunda guerra mundial.

Tras la segunda guerra mundial los teléfonos móviles empezaron a verse más allá de los ambientes bélicos. Otros fabricantes se introdujeron en la telefonía móvil como Bell y empezaron a desarrollar teléfonos móviles que funcionaban con las frecuencias FM. El problema es que eran enormemente pesados, por lo que sólo se llegaron a emplear instalados en un vehículo. Actualmente tenemos datos de que Ericsson desarrolló un teléfono de este tipo que pesaba 40 kilos y consiguió unos 125 usuarios en 10 años.

Motorola Dynatac 8000x: el primer teléfono móvil de la historia

Fue en 1983 cuando llegó finalmente el primer teléfono móvil comercial: el motorola Dynatac 8000x. Este teléfono fue el fruto de decenas de años de investigación y millones de euros invertidos. A pesar de ser considerado el primer teléfono móvil, el Dynatac pesaba 800 gramos, más de 5 veces lo que suelen pesar los teléfonos móviles actualmente. Además su autonomía sólo soportaba una hora de conversación y costaba 4.000 dólares. Puede que no te parezca muy atractivo ahora mismo, pero Motorola consiguió vender 300.000 unidades.

Motorola y Nokia: los dos grandes fabricantes de móviles de los 90

Los años 90 fueron de grandes avances en la telefonía móvil y cuando esta tecnología empezó verdaderamente a popularizarse. En aquellos años la competición estaba entre Motorola y Nokia luchando por sacar el mejor terminal que decidiera a los usuarios a comprarles.

Motorola StarTAC

Motorola cotinuó innovando, especialmente en diseño creando el formato “concha” que fue tan popular con el su modelo Motorola StarTAC que fue lanzado en 1996 y que fue un gran éxito a pesar de tener un precio en el entorno de los 1.000 dólares.

Nokia 3210

Pero Nokia también encontró su gran éxito con el Nokia 3210. Un teléfono pequeño y sencillo que pesaba 151 gramos, en la línea de lo que pesan los terminales en la actualidad. Este era un móvil destinado al público juvenil, con un buen precio, colores para personalizar la carcasa, juegos, etc. Su enfoque le permitió ser el móvil más popular de aquella época vendiendo 150 millones de unidades.

 

La telefonía móvil del siglo XXI

Los comienzos del siglos XXI nos revelaron unos teléfonos móviles que querían ser algo más que teléfonos móviles. En esta tendencia alcanzó especial protagonismo Blackberry, que empezó a ofrecer una gran variedad de funciones que lo convirtieron en un gran atractivo para los hombres de negocios. Sin embargo el verdadero punto de inflexión en los teléfonos móviles del siglo XXI no llegaría hasta el año 2007 en que fue presentado y lanzado el primer iPhone.

Con la llegada del iPhone se impusieron las pantallas táctiles en los teléfonos móviles, pero además se ofrecía una conexión a Internet mucho más atractiva para el usuario. El iPhone supuso una revolución en este tipo de dispositivos pues implementó un cambio de diseño que supuso un cambio de concepto acerca de lo que es y podía hacer un teléfono móvil.

A raíz del iPhone surgió la App Store, la primera tienda de aplicaciones móviles y al poco tiempo surgió Android como alternativa libre al ecosistema creado por Apple. Las bases de los smartphones ya estaban puestas: pantallas táctiles, cámaras, tiendas de aplicaciones y conexión a Internet con un navegador atractivo.

En los siguientes años se han ido dando pasos que han evolucionado este concepto de smartphone, mejorando la cámara, la autonomía, la calidad de la pantalla, etc.

¿Cuál será la siguiente revolución de la telefonía móvil? Esperamos tus comentarios para que nos lo descubras 😉

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.